Grupo Asobe: All you need is Love!

jueves, 14 de febrero de 2008

All you need is Love!

"¿Qué fue primero, la música o la miseria?
La gente se preocupa por los niños que juegan con armas, o que ven videos violentos, angustiados de que alguna suerte de cultura de la violencia los asalte. Nadie se preocupa por los niños que escuchan miles, literalmente miles de canciones sobre corazones rotos, rechazo, dolor, miseria y pérdida.
¿Escuchaba música Pop porque era miserable? ¿O era miserable porque escuchaba música Pop?"


Es lo que se pregunta Rob Flemming, el protagonista imposible de esa novela idem escrita por Nick Hornby, High Fidelity. Rob es inglés, va entrando en sus 30, creció escuchando a The Clash, Queen y Nirvana, es adicto a la música y dueño de una tienda de discos de acetato (enormes, negros, anticuados, imperfectos, humanos); su novia con la que ha compartido techo los últimos dos años lo ha abandonado y ese no es su mayor problema. El gran conflicto de Rob es lidiar con eso de “ser un hombre maduro” en la década de los 90, donde el demonio más grande a vencer es esa pequeña cosa loca llamada amor.

Photobucket



En la habitación de sus maldiciones el círculo se cierra. Eso es algo que Rob observará al hacer un top 5 con el recuento de las rupturas más dolorosas de su vida. Comprobando que todas han venido repitiéndose como una versión más retorcida y dolorosa del primer desencuentro, Rob se encontrará culpable de poseer en todo este tiempo exactamente los mismos estigmas.

Su situación, más real que ficticia, nos lleva a pensar sobre el amor en los tiempos modernos. Cuando la pareja de Rob le confiesa que aun siente algo por él y que existe la remota posibilidad de volver, lo primero que hace es salir a celebrar acostándose con otra chica; estas insensatas rutas postmodernistas.

Las generaciones adultas, jóvenes y adolescentes de las últimas décadas, auspiciadas por la efectivísima dinámica de la oferta y la demanda, han crecido con el culto a la imagen, la adicción a las sensaciones y la proyección de lo ideal (ya sea en el campo estético, físico, visual, moral, afectivo, etc.); consiguiendo que estos factores funjan como auténticas nanas dogmáticas de tiempo completo. El problema viene cuando luego de creer y apostar todo en la mesa nos topamos con que nada es como nos contaron que iba a ser.

Tyler Durden en Fight Club lo dice más claro que el agua.
“Nos dicen que debemos conseguir un automóvil o ropa costosa, trabajamos en empleos que odiamos para comprar mierdas que no necesitamos. Somos los niños de en medio de la historia. Sin propósito, ni lugar. No tenemos una gran guerra ni una gran depresión. Nuestra gran guerra es una guerra espiritual…. Nuestra gran depresión es nuestra vida. Todos hemos sido criados por la televisión, haciéndonos creer que algún día seremos millonarios, y estrellas de cine, y estrellas de rock. Pero no sucedió, y lentamente estamos aprendiendo eso. Y estamos muy, muy molestos”

Traslademos estas líneas (llenas de ilusiones rotas y desengaño), al campo del amor, la pareja y el “vivieron felices para siempre”… ¿Nos suena similar?, o peor aun, ¿Nos suena familiar?

Photobucket


El cuestionamiento que inmediatamente nos surge es preguntarnos a dónde demonios se fue el amor, los más pesimistas incluso llegarán más lejos y cuestionarán si alguna vez hubo tal.

Muchos historiadores coinciden en señalar el amor como un producto surgido de la bonanza feudal del siglo XI en Europa, siendo el amor cortés con sus rituales de cortejo el primero de todos. Antes de esto las reglas del juego giraban en torno a la perpetuación de la especie. Olvidémonos de Platón y sus fijaciones, cuya esencia se refería exclusivamente a la idealización de otra entidad, nada directamente relacionado con el concepto sentimental actual del Amor Platónico.

El afecto y las pasiones existentes desde siglos antes de Cristo son innegables, pero innegablemente el amor MTV que todos aprendimos encuentra sus primeras semillas en el amor cortesano.

Desde entonces hasta la fecha hemos tenido en esencia los mismos estigmas: La lucha de poderes, la sumisión, el cortejo, la idea del sufrimiento como un medio necesario en la ruta hacia el amor verdadero, la sonrisa de imbécil, las mariposas en el estomago.

Ninguno de estos factores son estrictamente necesarios para establecer una autentica relación con otro ser humano, sin embargo hemos sobreentendido implícitamente que así debe ser.

Erich Fromm en su celebre obra El Arte de Amar, deja escondida ahí entre líneas una declaración de principios contundente, desprendida sobre las primeras conclusiones de su recorrido al reflexionar sobre los impulsos y sensaciones del romance, deduce que el Amor Pasional no es más que una Neurosis Narcisista… pareciese que se trata de algo que hasta la fecha no hemos comprendido.

La gracia de toda relación, creo que consiste en poder llegar a ese estado de “el amor después del amor”, donde los lazos sobrevivientes al huracán de sensaciones, pasiones, cosquillas en la panza y cursilería total, son los auténticos vínculos espirituales que resguardan la existencia del amor verdadero.

En esta época de mensajes instantáneos y urgencia de sensaciones inmediatas, una apuesta tan sacrificada e incierta como el verdadero amor luce como un completo disparate. Por fortuna hay más de un loco en este mundo, que se sorprende a si mismo aplaudiéndole al héroe o llorando en las bodas, que mantiene los ojos abiertos aunque el carril de la montaña rusa vaya en picada.
El amor, es esa bendita maldición, la mayor diablura de Dios…


Fuentes:
Fromm, Erich, El Arte de Amar, Editores Mexicanos Unidos, 1994
Hornby, Nick, High Fidelity, Editorial Penguin, 2004
Palahniuk, Chuck, Fight Club, Editorial Double Day, 2002
Amor Cortés
Amor Mundo medieval
La Disgregación del Mundo Medieval

7 comentarios:

jesusrecargado dijo...

el amor es difícil de comprender, pero más difícil es entenderlo, muy bueno el texto y todas las fuentes que respaldan lo que escribes, pero a veces pienso que el amor no se entiende, alomejor y como seres humanos tratamos de buscarle un origen científico, religioso e histórico a algo que solo se siente, es un tema yo creo para discutirlo horas y horas sin encontrarle un explicación, pero de lo que si estoy seguro de cuando hay desamor se escribe mucho mejor, junto a la nostalgia son los que te motivan a escribir, bueno creo que me fui en la profunda personal jaja


reitero que muy interesante el tema y seguiré leyendo tu blog

yorkperry dijo...

Gracias por tus comentarios jesusrecargado!

jajajajaj coincido completamente contigo. En realidad el "articulo" sólo es un punto de vista espontaneo, cuando lo comencé no sabía en qué iba a terminar!

Este fue el resultado, y creo que no encierra ni remotamente tooooooooooooooooooooooooooda la gama de colores, sabores y ardores que encierra el amor...

Llegamos tanto tiempo intentando comprenderlo, pero tocarlo.... sentirlo, saberlo ahí... eso es vivir.

saludos!

Florencia Moragas dijo...

Excelente!!!!!
un saludo y gracias por visitar mi blog, pasaré por aquí a menudo
flor

Ignacio Castro Calderón dijo...

Yorkperry, buen texto expositivo, creo que has leido a Ortega y Gasset, "el Amor Pasional no es más que una Neurosis Narcisista" mas bien es una denotación psicoanalista de todo marxista como Freud, hasta ahora de la linea de Lacan y Althuser, si fuera una neurosis la explosion de histeria colectiva bajo principios Carnales, Guidano la define como un espacio que no es emocion ni sentimiento si que es un vinculo al mundo... por cuanto a mi se puede postular que Freud podría estar en lo correcto por cuanto se puede amar al odio, pero al final de cuentas es una espiral pulsional.
Jesusrecargado apunta a la manera de que el amor en sí, pasional como Erich Fromm lo define en las definiciones de amores en la segunda mitad del libro. El amor es místico, fijate en los poemas de amor, generalmente recurren a dioses, y diosas para referirse a su amada a quien la ven como diosa. quien los seduce o engaña, como Medusa... bueno...
Bye :)

Gabriela dijo...

me parece un buen plateo, y concuerdo con el posteo de arriba de que es un punto de vista que arroja un olorcito lacaniano, jajaja, pero eso me parece muy bien.


saludos

Julián Iriarte (bueno, ya: Oliver) dijo...

Un buen amigo se ha dado a la tarea de averiguar en qué corchos consiste la pasión amatoria; y para que nadie se vea en la penosa y gravísima necesidad de leer interminables textos de un Doctor en Letras con especialidad en lírica popular, tuvo a bien abrir un podcast (harto bueno, por lo demás).
Saludos
http://podcasts.uaem.mx:16080/weblog/blog/mirarme/

Esto es: dijo...

Puntos que me hacen identificarme y que son rescatables:
-El sentimiento inmediato forma parte de mi historial de vida por diversas razones.
-"La lucha de poderes, la sumisión, el cortejo, la idea del sufrimiento como un medio necesario en la ruta hacia el amor verdadero, la sonrisa de imbécil, las mariposas en el estomago."
-"Nadie se preocupa por los niños que escuchan miles, literalmente miles de canciones sobre corazones rotos, rechazo, dolor, miseria y pérdida." (nunca lo había pensado así).

Y ENTRE TODO, LO QUE MÁS RESCATO ES LA COMBINACIÓN DE LA BUENA REDACCIÓN CON LOS BUENOS Y SUSTENTADOS FUNDAMENTOS...es bueno saber que te documentaste para escribir.

Publicar un comentario

Para ser parte de nuestro Staff, y discutir temas de relevancia, contáctese al mail asobe@mailcustody.com