Grupo Asobe: Festival de Viña del mar

miércoles, 27 de febrero de 2008

Festival de Viña del mar

Se termina el tradicional evento del verano que estamos acostumbrados en nuestro país.: El festival de Viña del mar. Se despide y con ello también las vacaciones.

Al margen de las diversas críticas: si los animadores no dieron el talante a este evento; de que no están los artistas que añoramos ver en nuestro escenario; incluso, al margen de que si efectivamente existe o no una importancia a nivel internacional

Siempre marca presencia el festival, en dejarla como temática en nuestras conversaciones con nuestros pares. Resulta interesante, como representa la forma en cómo nos proyectamos como sociedad hacia el extranjero. Representa un evento que año a año marca el verano, año a año va a marcando una identidad y que es mostrada hacia fuera.

El festival se distingue en nosotros, en como una vez al año todos nos sentimos importantes como chilenos y como nos sentimos con el derecho de opinar, porque cuando eso existe es reflejo de su importancia y que es algo nuestro. Es cierto, que el festival se torna un espectáculo de televisión donde quizás se hable cada vez menos de sus presentaciones por alcanzar el premio por la competencia o que haya perdido importancia el show para centrarse a comentar acerca de comidillos artísticos.

Sin embargo, todavía sigue latente esa inocencia ante el mundo. En tiempos que era algo especial nuestro único contacto con los artistas del mundo. Existían comunicaciones limitadas y nuestro país era una isla, en momentos que ver la televisión y ver shows internacionales era una delicia en descubrir lo nuevo, en sorprendernos y emocionarnos. En tiempos que la gente desde sus butacas, improvisaba con hojas de diario encendido, una antorcha. En donde, el rugir del el monstruo provocaba la muerte o la vida del artista sobre el escenario, al más puro estilo de un coliseo romano.

Pero todavía en el existe un ambiente, un aroma a ese antiguo anhelo por sentirnos importantes ante el extranjero y que el mundo abriera su puerta a nuestro país.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cómo me gustaría conocer Chile...

Lau dijo...

Sí, a mi también me gustaría conocerlo; parece una fiesta divertida... suena bien el nombre ;-P

Bueno, supongo que todos los paises quieresn ser reconocidos mundialmente, a España se le conoce por los toros, por ejemplo... jajaja

Termináis las vacaciones?? Yo las empiezo!! jajajaj

saludos ;-)

Ciao;P

Pau dijo...

Indiscutiblemente, el Festival de Viña del Mar es parte de nuestra idiosincracia, independiente de la opinión que se tenga de él, qué sería del mes de Febrero sin Festival?

Un abrazo.

Raquel Fernández dijo...

Tuve oportunidad de estar en Viña del Mar hace un par de años, y es realmente muy bello. En realidad, todo lo que vi de Chile (incluída la maravillosa Isla de Pascua, EL LUGAR EN EL MUNDO), me pareció encantador.
Cariños a todos desde Buenos Aires!

http://raquelgfernandez.blogspot.com/

Publicar un comentario

Para ser parte de nuestro Staff, y discutir temas de relevancia, contáctese al mail asobe@mailcustody.com