Grupo Asobe: Los míos

viernes, 26 de febrero de 2010

Los míos


Artículo sobre los amigos, buscando un poco dentro de mí, he decidido hablar de ellos, de su importancía en la vida, y en la mía en concreto, de la necesidad de tenerlos y que te tengan, en definitiva de saber disfrutar de ellos.


Son ellos, y también ellas, son esos que siempre están ahí, ¿Vaya topicazo no Moisés? Ya… Pero es que es así, siempre que te equivocas son los que te animan a seguir, si aciertas son los primeros en felicitarte y si necesitas un abrazo te lo dan sin dudarlo. Son casi lo más importante que uno puede tener, desgraciado aquel que no los tenga.

Amigos lo llaman algunos, por aquí lo llamamos colegas, y existe diferencia entre un “amigo” y un “colega”, el amigo es ése con el que quedas de vez en cuando, te llevas bien con él y habláis de cualquier tema, incluso de vuestros problemas, pero no va más allá, al “colega”, a ése si le cuentas todo, quedas cada dos o tres días y siempre hay algo que contar, algo de que hablar, siempre hay una risa, una lágrima o un abrazo de por medio. A éste se le quiere, si está mal tú estás mal, y hasta que no deje de estarlo tú no dejarás de estar con él. Cuando él tiene un problema tú eres su sombra, ése que está todo el día “molestándolo” para ir aquí o allí.

El colega es el que te mira a los ojos cuando hablas con él, el que sabes que no te va a fallar nunca, por el que “pones la mano en el fuego”, un colega es mucho más que uno para pasar el rato, es tu alegría si te lo encuentras sin quedar con él, es tu sonrisa cuando llevas 4 días sin verlo, es tu desahogo cuando realmente hace falta.

Él es lo más parecido a un hermano que tienes, y muchas veces mucho más que esto. Él te apoya en tus proyectos, pero también te dice si lo ve bien o mal, el juzga lo que haces, tiene ese derecho, él puede levantarte la voz para corregirte algo, a él jamás le pondrás un mano encima, al igual que él a ti. Él es la esperanza, es un trozo de pan en el día con hambre, es la flor que nace y crece en enero, es en realidad todo lo que tienes.

Ser colega de alguien no es fácil, claro que no, seguramente conozcas a alguien que ni siquiera tenga un "colega", existen quien no se lo merece, aunque yo no sea nadie para decirlo, también están los que no saben tenerlos, esos que no “valoran” las cosas ni a las personas, yo, pobre de mí que no tengo casi nada, puedo decir a boca llena que me sobran los amigos, me sobran, ¿Increíble no? Pues sí, siempre, siempre hay alguien dispuesto/a a quedar conmigo y charlar 1 ó 2 horas si hace falta, yo, ese chaval que es más malo que bueno, siempre hay alguien alrededor mía, siempre hay una mano, siempre hay un beso, siempre hay una mejilla donde besar, siempre, no hay nombres ¿Para qué? Ellos lo saben, mi mejilla está ahí, para recibir besos o puñetazos, me da igual, siempre la tendrán, no hay nada mejor que ponerla, besar y que te besen, que tu abrazo sea correspondido, que vivir, vivir de verdad.

Fdo: Moisés Gallego.


5 comentarios:

Just dijo...

Enorme articulo Moises

Matías Irarrázabal dijo...

Excelente tópico

siempre la amistad

sera algo valorable y necesario para la convivencia de nosotros como seres sociales

saludos

Njosnavelin dijo...

Es tan importante tener amigos. Leí una vez por ahí.... El que no se preocupa de hacer amigos cuando va hacia arriba, no puede esperar tenerlos cuando va hacia abajo...

saludos!

D.

freak bitch ♥ dijo...

Realmente me gusto..
Yo soii de ser alguien que en la amistad, siempre me cuesta encontrar en kien confiar, pero con el tiempo.. aprendi a ver kienes son realmente mis colegas..

me encanto ^^

Deva dijo...

Un topicazo, si señor, pero te ha quedado bonito, lo cual compensa de sobra el estereotipo del texto de colega.

Publicar un comentario

Para ser parte de nuestro Staff, y discutir temas de relevancia, contáctese al mail asobe@mailcustody.com